lunes, 7 de noviembre de 2011

¿Cómo siguen en pie los monumentos Incas?

Sé que poca gente se lo pregunta (lamentablemente todos ven las antiguas culturas y opinan que son piedras sobre piedras...) pero lo cierto es que hay algo detrás de ese "piedra sobre piedra" que los incultos dicen.

Los monumentos, casas, carreteras y demás construcciones Incas, todavía se conservan, y muchos de ellos en muy buen estado. ¿Cómo es posible?

Muy sencillo. Los incas tenían conocimientos arquitectónicos muy amplios. No consistía en solo tallar roca de forma perfecta (que también) sino que tenían que posicionarlas de una manera en concreto para que encajaran a la perfección con la siguiente, y cada muro estaba levemente inclinado para poder soportar los terremotos de los que son victimas incluso a día de hoy.

Utilizaban la piedra porque la consideraban un regalo divino, y ellos querían vivir siempre en conformidad con la naturaleza. Querían estar en armonía con las montañas y la piedra. Es por eso que también podemos ver en muchos lugares (como el Machu Picchu) que hay rocas que les ayudan a saber en qué época del año están para saber si es momento de cosechar o no.

En 1802 Von Humboldt exploró la sierra ecuatoriana y la sierra del norte de Perú y definió la arquitectura Inca en tres palabras: Sencillez, solidez y simetría.


  • Sencillez: No había nada extremadamente decorativo, ni adornos ni nada por el estilo, para eso ya tenían sus figuras que representaban a sus dioses. Simplemente había lo necesario para que se mantuviera en pié. Las piedras tenían forma poligonal de varios lados y ángulos, y cada roca tenía un tamaño y peso distinto. Podían llegar a pesar alguna que otra tonelada. 
  • Solidez: Sus piedras eran debidamente talladas y pulimentadas, y no utilizaban ningún tipo de material para unirlas entre sí, sino que encajaban perfectamente. Eso es lo que ha echo que perduren en el tiempo. 
  • Simetría: Los muros tenían forma trapezoidal, ya que las piedras reposaban directamente sobre el suelo porque no utilizaban cemento, y por eso la base tenía que ser mas ancha que la parte superior. Las puertas y trapecios también eran trapezoidales. (Todo esto muestra relación con el artículo: Las civilizaciones...¿Conectadas? en la que hablo sobre la relación entre la cultura Inca, Maya y Egipcia). 
Próximamente volveré a viajar a Perú, dónde espero poder informaros más sobre estas increíbles construcciones. 

 ------------------------------------------------------------------------------------------------------

Si queréis obtener más información sobre la arquitectura Inca y no quieres esperar más, ya está a la venta el libro: Entre los dos Mundos: La mentira de Occidente